El Misterioso Origen e Historia de Los Illuminati

 

La historia se remonta al 1 de mayo del 1776, en pleno movimiento de la Ilustración, surgía el concepto de “Orden de los Iluminados” en una ciudad al sur de Alemania. Tal concepto refería a varios grupos los cuales manifestaban su oposición al poder de la religión y los abusos de poder por parte del Estado alemán, que finalizaron con la prohibición de estos grupos en el año 1785. Se comenta que con el paso del tiempo varios integrantes de los iluminati de Baviera se reagruparon y dirigieron la Revolución Francesa.

                                     historia iluminati

Pionero de los Illuminati

Hijo de un profesor, Adam Weishaupt, a la corta edad de 5 años quedó huérfano junto a su hermana. Ambos fueron criados por su tío abuelo, Johann Adam von Ickstatt, administrador de un colegio Jesuita. Adam fue educado en tal institución, el Colegio de Ingolstadt. A lo largo de su juventud estudió derecho, política, historia y economía. A su vez, averiguó sobre ciertas corrientes ocultas como el gnosticismo y los principios filosóficos de la masonería.

A una edad muy joven entró en contacto con las obras filosóficas francesas, las cuales se hallaban en la biblioteca de su tío. Tal acercamiento hizo que Adam se concientizara del poder que la monarquía y la Iglesia poseían sobre la sociedad, siendo esta sometida y engañada.

Decidido de que los ideales de la sociedad estaban erróneos, Adam se propuso encontrar una corriente de ideas que se apeguen a sus pensamientos, y que fuesen posibles de llevarlos a cabo en la vida real. Por esa época la masonería había tomado mucho poder. Adam decidió adentrarse en tal. Sin embargo, quedó defraudado ya que consideraba que las reuniones eran simplemente “reuniones sociales".

.Fundador de Illuminati                                                                                                                        Búho de Minerva Illuminati             

Fundación de los Illuminati

El 1 de mayo de 1776, Adam y dos de sus estudiantes se reunieron a las afueras de Ingolstadt, en un bosque a la luz de un par de antorchas. Allí enunciaron las normas reguladoras de la Nueva Orden. Nadie podía iniciarse en tal orden sin consentimiento de sus miembr. Se debía establecer un seudonimo para cada Iluminado (relacionado con la literatura clásica), con el fin de generar una relación de igualdad. Asímismo, decretaron tres grados jerárquicos: novicios, minervales y minervales iluminados.

Como nombre adoptaron “La Unión de Perfectibilidad” y como símbolo representativo de la orden se instauró al Búho de Minerva, por la diosa de la sabiduría, debido a que el objetivo principal era difundir el conocimiento verdadero o “iluminación” a la sociedad, desmintiendo al Estado y a la religión.

Por el año 1778, la hermandad experimentó un notable crecimiento, empezando por la incorporación de nuevos estudiantes hasta llegar a incorporar a barones, banqueros, nobles y ciertos políticos. El nuevo tamaño de la orden hizo que Adam se replantease rebautizar a la organización bajo el nombre de “La Orden de la Abeja”. Tal nombre metaforiza la labor de las abejas de recopilar néctar asignándolo al proceso de acumulación de sabiduría por parte de sus integrantes. Tal nombre duró poco tiempo, y decidió renombrarla como “Orden de los Iluminados”. Se asegura de que para esa época la orden contaba con 2000 a 3000 miembros esparcidos por toda Alemania.

Época de auge Illuminati

El esplendor de la orden fue debido a la incorporación de grandes personalidades de la época. La mayoría de los ya llamados illuminatis poseían una formación académica excelente, siendo mayoría funcionarios y grandes comerciantes. Entre ellos se encontraban: el escritor masón Goethe (autor de Fausto), el teólogo Herder (creador del espíritu popular del Romanticismo alemán), Mirabeau (padre de la revolución francesa), el Conde de Saint-Germain (inspirador de Adam Weishaupt) y el barón literario masón Von Knigge. Todo el conjunto originó la época de auge illuminati.

Este ultimo proporcionó un rol importante en términos de la organización de la orden. Por su inclinación a la masonería, hizo adoptar ciertos ritos típicos de tal. A su vez, por la enorme cantidad de miembros, Knigge diseñó una nueva estructura jerárquica de mayor complejidad. Formada por 3 divisiones: La Guardería para novicios, minervales e iluminados menores; La Masónica para peones, oficiales, maestros e iluminados; y Los Misterios para sacerdotes, príncipes, mago y rey.

Von Knigge                                                                          Reunion Illuminati    

Época de Crisis Illuminati

Debido al aumento impensado de integrantes illuminatis, aumentó el nivel de disputas internas entre los mismos. La época de crisis iluminati inició con la controversia de Von Knigge, el cual consideraba que era contraproducente la hostilidad anti religión que ejecutaba Adam Weishaupt. Esto provocó establecer una relación de enemistad entre ambos. Knigge amenazó con desvelar ciertos secretos a otros grupos enemigos presentes de la época. Tal episodio finalizó con su expulsión/abandono.

Otra disputa se originó cuando el iluminado Joseph Utzschneider envió una carta a la duquesa de Baviera, revelando la mayoría de las actividades de la Orden iluminati, lo cual incendió las alarmas del gobierno.

Todas las disputas que siguieron, sumado a estas dos más importantes, ocasionaron que las autoridades bávaras tomaran acción. La Orden de los Iluminados era la principal sospechosa de varios asesinatos durante la época de la Ilustración. El gobierno asumió todos estos actos como una amenaza a perturbar el orden político y social de la sociedad. En consecuencia, en 1784, el príncipe de Baviera, Karl Theodor, sentenció a la prohibición todas aquellas ordenes, fraternidades, comunidades y grupos fundados sin aprobación gubernamental.

sello illuminati                                                                                                                                                 simbolo mason

Todo lo mencionado empeoraría para los Iluminados de Baviera cuando el canciller bávaro prohibió explícitamente que exista tal organización como los illuminati, considerándolos traidores y enemigos de la religión.

A consecuencia de las prohibiciones entre 1784-1785 se produjeron las persecuciones de los integrantes de la Orden Iluminada. Se llegó a los registros domiciliarios y confiscaciones de algunos miembros, algunos consejeros y oficiales perdieron el puesto, otros fueron desterrados, pero nadie terminó encarcelado. El mismo Weishaupt, cuyo papel principal se desconocía al inicio, terminó sospechoso, aunque sólo huyó cuando tuvo que admitir la fe católica, primero a la localidad imperial libre Ratisbona, y en 1787 otra vez a Gotha.

Las persecuciones de los famosos miembros illuminati llegaron a su punto máximo en 1787, ya que se promulgó el tercer y ultimo edicto de prohibición, aclarando la pena de muerte para aquellos iluminados y masones. Este edicto inició una época anti illuminati que se propagó durante la Revolución Francesa, pues los jacobinos se veían azotados por las sociedades secretas que inquietaban el orden público de algunos sectores de la sociedad.

Objetivos de los Illuminati

La orden estaba apegada al modelo ilustrado, cuyo fundamento era la mejora y perfeccionamiento del mundo en términos de libertad, igualdad y fraternidad. Según predicó Adam Weishaupt, el medio esencial para alcanzar este nuevo orden sería a través de la educación. La educación para él debía ser externa como interna: era importante formar el corazón, la moral para la autodeterminación y el despotismo espiritual hacia la Iglesia Católica.

El cumplimiento de los objetivos illuminati no debía conseguirse mediante la revolución, sino a través de la adquisición de poder político.

 Organización de los Illuminati

Los iluminados adaptaron varios aspectos masónicos como la jerarquía y la logia, cabe aclarar que estos dos grupos no pertenecían a la misma orden ni cooperaban entre sí. Su estructura final fue dictada por Knigge, la cual estaba formada por grados titulados con su rito de iniciación diferente.

El nombre seudónimo era recibido en el momento de inicio y tenía el objetivo de generar la igualdad entre los miembros ilumiantis. Era una norma no dar a saber el nombre propio de los otros miembros. A su vez, cada iniciado debía prometer eterno silencio, firme lealtad, obediencia y fidelidad. El sistema de la orden se basaba en un sistema moral firme y consolidado.

Alonso Vega

Felicito al redactor por la calidad de su producción. Muy fácil de leer y entretenido, espero que sigan haciendo posts como estos

Alexandra Gaitán

Excelente información, me encanta como abarca las temáticas historicas

Cristina Alfaro

Al fin un sitio que especializado en los iluminatis! Excelente info!

4.67 (93%) 3 Votos
Deja un comentario